El hongo de verano: ¿cómo prevenirlo?

La micosis se refiere a una infección debida a la proliferación de hongos en ciertas partes del cuerpo como las uñas, las partes privadas, los pies, los espacios entre los dedos de los pies, etc. Los tratamientos contra los hongos o los medicamentos antimicóticos son de venta libre y no requieren receta médica. Pero, ¿cómo los evitas?

Consejo preventivo contra las infecciones fúngicas de verano

Para prevenir las infecciones fúngicas de verano, deben adoptarse algunas medidas higiénicas. Por ejemplo, después de nadar, es importante quitarse el traje de baño inmediatamente. Para evitar que los campeones se formen y proliferen rápidamente, recuerden siempre usar zapatos cerrados. Los microbios responsables de la formación de hongos tienden a proliferar en la humedad. Cuando el clima es bueno, transpiramos fácilmente. Siempre es aconsejable lavarse, preferiblemente con agua fría y sin jabón. La mayoría de los jabones inadecuados se atascan en los poros y se obstruyen. Obstaculizan la función de la glándula sudorípara la evacuación del sudor. También es posible usar talco sin perfume y sin paraben. No dude en pedir a los dermatólogos información sobre los productos antimicóticos adecuados para su piel.

¿Cuándo hay que consultar a un médico?

En general, las infecciones fúngicas de verano no requieren una consulta médica, excepto en algunos casos. Es urgente ver a su médico cuando las infecciones por hongos causan dolor o sangrado. También es aconsejable consultar a un médico o dermatólogo en caso de que los cuidados adoptados no funcionen. Cuando los hongos desaparezcan y vuelvan, se volverán más resistentes y será más difícil eliminarlos. La mejor manera de evitar que se repita es adoptar siempre precauciones higiénicas. Para este fenómeno, siempre es prudente consultar a su médico o dermatólogo.

Prevención saludable de las infecciones fúngicas de verano

Durante la temporada de verano, siempre nos gusta caminar, nadar y andar descalzos por la playa. Aquí hay algunas cosas buenas que puedes hacer para prevenir las infecciones fúngicas de verano de una manera saludable y efectiva. Durante los días de playa, recuerda siempre usar sandalias para proteger tus pies de la inflamación. Aunque es importante mantenerse limpio, no se recomienda el uso de jabones antisépticos para la limpieza. El uso demasiado frecuente del baño también hace que la piel sea más permeable a los hongos. Recuerde usar zapatos ventilados y enjuagar bien los pies, especialmente entre los dedos. Los espacios para los dedos de los pies son el refugio más popular para los gérmenes.

Acné y verano: los reflejos correctos para evitar los brotes de acné después del sol
¿Hay una relación entre la dieta y el acné?