¿Cómo tratar las enfermedades de la piel, la psoriasis y el eczema con litoterapia?

litoterapia

Publicado el : 03 noviembre 20216 tiempo de lectura mínimo

La piel es el órgano más grande que tenemos y que se encuentra más expuesto a los agentes externos. Cada día debe soportar la incidencia de los rayos del sol, el viento y cualquier tipo de agresión que con el paso del tiempo puede derivar en la aparición de alguna patología de la piel como es el caso de la psoriasis o el eczema. La naturaleza nos brinda una estupenda opción para paliar los efectos de estos trastornos mediante el uso de las piedras y cristales adecuadas para ello.

Uso de joyas y gemas para el tratamiento de los trastornos de la piel

Las piedras preciosas siempre se han relacionado con la energía, con un poder terrenal mediante el cual la tierra canaliza fuentes de poder que benefician nuestro organismo. En reino-minerales.es se pueden descubrir algunos de los muchos beneficios que supone el uso de este tipo de materiales.

Piedras como el cuarzo rosa, el diamante o la amatista presentan propiedades únicas para eliminar la energía negativa que en ocasiones invade nuestro cuerpo, son capaces de levantar nuestro espíritu, calmar los nervios y llegar a curar ciertas patologías del cuerpo y la mente. Estas propiedades únicas se pueden conseguir simplemente cogiendo en la mano la piedra adecuada para cada caso concreto o bien llevarla en una joya como puede ser un collar o una pulsera para sentir su efecto beneficioso durante todo el día.

La litoterapia se basa en el estudio de la materia, en aplicar las propiedades de cada piedra o cristal para mejorar el estado de salud. Los cristales poseen un tipo de energía que resuena con vibraciones naturales en el cuerpo humano ya que este tipo de material entra en sinergia con el organismo siendo capaz de transmitirle parte de su energía.

Basándose en este principio es posible conseguir efectos únicos mediante el uso de determinados cristales o piedras mejorando los síntomas de enfermedades de la piel como es la psoriasis o el eczema. Existen muchas formas de aprovechar los beneficios de las piedras como puede ser el uso de piezas de joyería que las contengan o dormir con una piedra determinada bajo la almohada para recibir toda su energía durante la noche.

Conoce un poco más de la psoriasis y el eczema

La psoriasis y el eczema se caracterizan por presentar una piel seca y escamosa debido a determinadas condiciones. Por su parte, la psoriasis se produce cuando el sistema inmunológico activa las células de la piel provocando un crecimiento demasiado rápido, más rápido que el crecimiento habitual. Como consecuencia de este crecimiento descontrolado, las células muertas de la piel no pueden eliminarse y se acumulan apareciendo la típica descamación.

En el caso del eczema también denominada dermatitis atópica se presentan síntomas similares a la psoriasis. Este tipo de patología se desarrolla debido a factores ambientales, a la exposición de determinadas bacterias, a antecedentes familiares o a la presencia de ciertos alérgenos.

Ambas patologías pueden llegar a confundirse ya que en ambos casos la piel no se muestra suave ni saludable. La mayor diferencia entre ellas es que en el caso de la psoriasis se detecta la presencia de parches rojos y escamosos, mientras que en el caso del eczema se pueden apreciar pequeñas protuberancias que pueden tener costra y llegar a desprender líquido.

En ambas alteraciones uno de los síntomas más característicos es el picor, llegando a suponer un verdadero problema para la persona que las padece.

Uso de piedras para mejorar la salud de la piel

El universo y la naturaleza pone a nuestra disposición diversas piedras y cristales para ayudar a mejorar la salud de la piel, reduciendo los síntomas de la psoriasis y el eczema y llegando a favorecer su desaparición. Conocer las propiedades de cada piedra es fundamental para poder elegir la que mejor se adapta a las necesidades de cada caso.

Un ejemplo de este tipo de piedras es el jade, una de las piedras preferidas en la cultura de la belleza China. El uso de rodillos de jade como parte de la rutina diaria de belleza constituye un estupendo tratamiento para eliminar toxinas, reducir el exceso de fluido, aumentar la circulación y mejorar la elasticidad de la piel. En definitiva, el jade se convierte en un estupendo aliado para potenciar la salud de la piel.

Otra de las piedras empleadas en el tratamiento de este tipo de trastornos es el cuarzo rosa. Se le considera la piedra del amor, del confort, de la autoestima y la suavidad. Ya en el antiguo Egipto la diosa Nile solía dejar reposar agua con cuarzos rosas para aplicarla posteriormente sobre su piel mejorando su elasticidad y reduciendo las arrugas. El cuarzo rosa es un auténtico amplificador de los efectos de otras piedras y resulta de gran ayuda para calmar la piel irritada o enrojecida típica de la psoriasis o el eczema.

La esmeralda es una aliada única para calmar las emociones y eliminar las energías negativas que pueden derivar en problemas de piel. Resultan de gran ayuda para desintoxicar la piel promoviendo su salud.

Otra opción para el tratamiento de este tipo de trastornos es la turmalina, debido a sus estupendas propiedades para calmar la mente. Ayuda a mejorar la circulación de sangre, elimina la retención de líquidos y previene el envejecimiento al favorecer la formación de colágeno.

Para reactivar la piel cansada, deteriorada por efecto de cualquier patología cutánea como puede ser la psoriasis o el eczema, el rubí aparece como la mejor opción. Está conectada con el chakra del corazón y es capaz de restaurar la piel, desintoxicarla y aumentar la circulación.

Las piedras y cristales deben formar parte de la rutina diaria para el cuidado de la piel, eliminando las influencias negativas que pueden derivar en problemas cutáneos, mejorando su salud y constituyendo una ayuda natural que proporciona estupendos resultados.

Acné y verano: los reflejos correctos para evitar los brotes de acné después del sol
El hongo de verano: ¿cómo prevenirlo?

Plan du site