Fisioterapeuta, osteo, quiropráctico: ¿cómo encontrar el camino? Los matices…

Las terapias manuales y/o gestuales para el tratamiento de muchos problemas de salud son numerosas y diversas. Estos métodos no farmacológicos incluyen, por ejemplo, la fisioterapia, la osteopatía y la quiropráctica. ¿Cómo diferenciar entre estas 3 terapias manuales?

Entendiendo la fisioterapia

Las diferencias entre un fisioterapeuta y un osteópata son difíciles de identificar para la mayoría de los individuos. Ambos son métodos manuales para tratar los trastornos del sistema musculoesquelético. La fisioterapia en particular es una ciencia clínica que utiliza tanto maniobras técnicas realizadas con las palmas de las manos y los dedos como métodos de movilización de músculos y articulaciones. También hay procedimientos para corregir las posturas. El fisioterapeuta trata trastornos del sistema musculoesquelético, esguinces, tortícolis, problemas respiratorios… También es un tratamiento recomendado por los médicos para la rehabilitación de secuelas y pérdidas de varios tipos de funciones motoras. Geomed es el sitio que hay que visitar para encontrar un fisioterapeuta competente y experimentado y así obtener una cita médica en un tiempo récord.

¿Cuándo consultar a un osteópata?

Si la fisioterapia es un método clínico reconocido por orden de los médicos, la osteopatía es una terapia no convencional. Este enfoque se basa esencialmente en las manipulaciones. El osteópata actúa sobre el sistema músculo-esquelético, los tendones y las fascias para curar los trastornos y enfermedades del cuerpo. Este método puede aliviar o tratar trastornos como el dolor de cuello, el dolor de columna, los típicos trastornos geriátricos… Este método también sobresale en el tratamiento de trastornos de la espalda como el dolor lumbar, las hernias discales, la escoliosis, la cifosis, el lumbago… Se prescribe notablemente para tratar el dolor de espalda.

La quiropráctica y el mantenimiento de la salud

Una vez comprendidas las similitudes y diferencias entre el fisioterapeuta y el osteópata, es conveniente recurrir a otro profesional de la atención manual, a saber, el quiropráctico. La quiropráctica es parte de la medicina alternativa. Los profesionales de esta práctica basan su formación en este campo en la anatomía, biología y fisiología humanas. Un conocimiento profundo del cuerpo humano y su funcionamiento es esencial para ser un buen quiropráctico. Para el tratamiento de los trastornos del sistema musculoesquelético, del tronco y de las extremidades, el especialista utiliza técnicas manuales como el molido, el amasado, el estiramiento, la movilización de las articulaciones… También actúa sobre los meridianos del cuerpo para armonizar la energía vital o la inteligencia innata. Además del tratamiento de dolencias como la ciática, los esguinces o los problemas respiratorios, la quiropráctica es también un método manual de relajación y revitalización.

Cómo elegir su médico: las cualidades esenciales de un buen fisioterapeuta
¿Puedes ir a un osteópata sin ninguna razón en particular?